17 de diciembre de 2009

El narcotráfico y los banqueros

El dinero del narcotráfico salvó a los bancos durante la crisis global

Las presiones políticas a los dos lados del Atlántico exigen mayor escrutinio y regulación de los parasitarios banqueros, cobijados por el crimen organizado y las instituciones judiciales, quienes gozan de patente de corso para atentar contra la civilización, la libertades básicas y las instituciones democráticas al haberse convertido tiránicamente en los hombres más poderosos del planeta y en los supremos enemigos del género humano.

Por Alfredo Jalife-Rahme - La Jornada, México

Antecedentes: Según Debka (ver Bajo la Lupa: 6.12.09), la banca " global" asentada en Dubai (apabullantemente anglosajona y europea) se consagra(ba) alegremente al blanqueo de los capitales de Al-Qaeda (que se supone es una entidad terrorista islámica combatida de manera militar por la dupla anglosajona y la OTAN). Tampoco constituye novedad alguna la actividad blanqueadora de Citigroup (BBC; 9.11.99), HSBC y Santander, entre otros " gigantes" (The Independent; 5.9.04).

¿Cómo habrá quedado el asunto del lavado en la otrora banca mexicana después de la exposición explosiva de la "Operación Casablanca" (Narco News: 3.2.01)?

El fraudulento banco Stanford, con sede en el paraíso fiscal caribeño de Antigua, blanqueaba el dinero ilícito del cártel de Juárez (entre otras beldades), según Houston Chronicle (20.2.09). El ex canciller foxiano Jorge Castañeda Gutman formaba parte del consejo de administración criminal de Stanford (ver Bajo la Lupa: 4.3.09) que esfumó los ahorros de los académicos de Flacso-México.

Se ignoran los criterios fiduciarios para beneficiar al banco Stanford adoptados por la directora general de Flacso-México, maestra Giovanna Valenti Nigrini, de quien llama la atención sus nexos con el Instituto Truman de la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde ha sido "profesora invitada".

Hasta la fecha, con la colusión silenciosa del disfuncional Congreso, la PGR panista no se ha atrevido a citar a declarar a Castañeda Gutman, presunto cómplice del delito de lavado de dinero, lo cual convierte en una charada el combate de Calderón al narcotráfico en todas sus manifestaciones espirituales y materiales. La "pista Castañeda Gutman" es más que interesante porque desarchiva la "Operación Irán-Contras" en México (La Lupa Política; Voces del Periodista; 3.4.09).

Hechos:

Rajeev Syal, de The Observer/The Guardian (13.12.09) refiere que el italiano Antonio Maria Costa, mandamás de la Oficina de Estupefacientes y Crimen de la ONU (UNODC, por sus siglas en inglés), reveló que "352 mil millones de dólares de procedencia criminal fueron efectivamente (sic) lavados por instituciones financieras", lo que permitió "mantener a flote (sic) el sistema financiero en el paroxismo de la crisis global".

¿A cuál de los cárteles de estupefacientes en boga se le otorgará el próximo Premio Nobel de Economía para agradecer su filantrópica eficiencia fiscal global?

Maria Costa afirmó poseer "evidencia" (sic) de que el crimen organizado "fue la única (sic) inversión líquida de capital" asequible para "algunos (sic) bancos al borde del colapso el año pasado", cuando la "mayor parte de las ganancias del narcotráfico que asciende a 352 mil millones de dólares al año fue absorbida por el sistema económico".

¿Por qué Maria Costa deprecia y desprecia tanto las ganancias del narcotráfico global cuando Time (11.11.07) asevera que ascendieron hace tres años a más de 2 millones de millones (trillones en anglosajón) de dólares?

A juicio de Syal las explosivas declaraciones de Maria Costa "elevarán la influencia (sic) del crimen en el sistema económico durante las crisis". ¿Solamente durante las crisis? ¿A poco cesa su "influencia" antes y después de éstas? ¿Abandonan su blanqueo los bancos sin crisis? ¿Representa el blanqueo el mayor negocio bancario como nos ha enseñado la banca anglosajona desde el siglo 19 en sus dos guerras del opio contra China (ver "Afganistán: la tercera guerra anglosajona del opio"; Radar Geopolítico; Contralínea; 20.11.09)?

Las revelaciones del zar global de los estupefacientes de la ONU a un periódico británico, muy cercano a Gordon Brown, advienen cuando la insolencia y la insolvencia de los banqueros han rebasado los límites de la tolerancia a los dos lados del Atlántico y cuyos rescates por los contribuyentes solamente sirvieron para perpetuar su adicción incurable a la especulación, desafiando a sus redentores: la masa amorfa de ciudadanos al borde de la insurrección (ver Bajo la Lupa; 13.12.09).

Las presiones políticas a los dos lados del Atlántico exigen mayor escrutinio y regulación de los parasitarios banqueros, cobijados por el crimen organizado y las instituciones judiciales, quienes gozan de patente de corso para atentar contra la civilización, la libertades básicas y las instituciones democráticas al haberse convertido tiránicamente en los hombres más poderosos del planeta y en los supremos enemigos del género humano.

Maria Costa aduce que se enteró de la dimensión del lavado bancario apenas hace "18 meses" (sic), al ser alertado por los servicios de espionaje y las procuradurías: "en la segunda mitad de 2008 la liquidez del sistema bancario fue el mayor problema, por lo que el capital líquido se convirtió en un factor relevante" cuando "el dinero de los gangsters (sic) fue usado para salvar a algunos (¡súper sic!) bancos del colapso"

¿Quiénes serán más gangsteriles: los banqueros o los vendedores de estupefacientes? ¿A qué banco todavía nacional habrá salvado el redentor Chapo Guzmán Loera?

Syal suelta que "se entiende que la evidencia (sic) de que el dinero del narcotráfico fluyó a los bancos provino de funcionarios de Gran Bretaña, Suiza, Italia y EU". ¿Aportarán datos Banxico, la Secretaría de Hacienda y la PGR a la oficina especializada de la ONU en el blanqueo del narcotráfico?

Maria Costa se obstina en no revelar la identidad (como si no se supiera) de "los bancos que se otorgaban préstamos mutuos financiados por fondos fundados por dinero originado del narcotráfico y otras actividades ilegales. Existen señales (sic) de que algunos (sic) bancos fueron rescatados de esa forma". ¿Cuáles serán las otras "actividades ilegales" a las que el italiano alude?

Si no es a las cuentas criminales de los banqueros, ¿adónde irá a parar el monumental dinero de la trata de blancas, amarillas, negras y morenas, así como del terrorismo en todas sus vertientes (v.gr los secuestros)?

Se desprende que en una pulcra democracia sin opacidades todas las cuentas bancarias sin excepción deben ser motivo del escrutinio ciudadano, ya que, por lo visto, el "secreto bancario" tan socorrido es una incitación a la escalada del crimen que lesiona la armonía de la sociedad.

El zar global de los estupefacientes adopta una postura muy cómoda al fustigar los pecados del crimen organizado y ocultar la identidad de los pecadores.

Según Syal “los gangsters han tradicionalmente conservado sus ingresos en cash o en los paraísos fiscales para ocultarlos a las autoridades”. ¿No sería higiénicamente salubre, entonces, abolir los paraísos fiscales (off-shore) y sus "cuentas invisibles" (off-balance sheet), en su mayoría pertenecientes a la banca anglosajona y al G-7? ¿No son acaso los " paraísos fiscales" y sus "cuentas invisibles" las características consustanciales del neoliberalismo global? ¿No será que el principal nutriente del neoliberalismo global sea el blanqueo de dinero de los gangsters, que incluye la criminalidad bancaria ? No es el desregulado neoliberalismo global un modelo criminal por antonomasia.


La Jornada, México- 16/12/2009
.
.

14 de diciembre de 2009

DINERO

Juan Manuel de Prada

Jesucristo no condenó nunca el dinero, ni siquiera a los ricos. El dinero está presente en su vida (sus discípulos llevaban una bolsa con monedas para los gastos corrientes) y en su predicación (recordemos, por ejemplo, la parábola de los denarios). Trató con familiaridad a algunos ricos (así, por ejemplo, al fariseo Simón, que lo acoge en su casa y lo invita a comer); y algunos de sus amigos más queridos eran, inequívocamente, hombres adinerados: pensamos, por ejemplo, en Nicodemo, que «acudía a Jesús de noche»; pensemos en Lázaro, que tal como nos lo presenta el pasaje de la Unción de Betania tenía que ser necesariamente un hombre de posición desahogada; pensemos, en fin, en José de Arimatea, propietario del sepulcro donde Jesús fue enterrado. Tampoco despacha Jesús con maldiciones al joven rico que se le acerca; tan sólo le pide que emplee sus caudales en empresas que le aseguren un «tesoro en los cielos». Jesús no execra el dinero cuando contribuye a aliviar la pobreza o cuando sirve para agasajar y honrar a un amigo; execra el mal uso del dinero, y como sabe que la debilidad humana propende a este mal uso lanza esa admonición que erróneamente se ha interpretado como una condena sumaria de la riqueza: «Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja que entre un rico en el Reino de los Cielos».

Lo que Jesús condena es la adoración del dinero, su conversión en «ídolo de iniquidad», como lo denomina en la parábola del Administrador Infiel, que no se puede entender plenamente si no aceptamos que Jesús estaba dotado de un sentido del humor sarcástico y nada complaciente. Lo que se entiende diáfanamente es la enseñanza con la que Jesús concluye esta parábola: «No podéis servir a Dios y a las riquezas». ¿Y en qué consiste esta adoración de las riquezas? Consiste en sustituir la naturaleza real del dinero como instrumento de cambio (dinero que nos permite comprar bienes y producirlos) por una naturaleza de tipo espectral, en la que el dinero deja de representar cosas reales para convertirse en una fantasmagoría, que los adoradores del ídolo de iniquidad denominan ‘capital financiero’. Leonardo Castellani, en una de sus sabrosas prédicas domingueras, explica el nacimiento de esta fantasmagoría, ficción o estafa, convertida en dogma de fe por el capitalismo (ya se sabe que las idolatrías son falsificaciones de la religión): «El Banco de Inglaterra se fundó en esta forma: el rey Guillermo III necesitaba 1.200.000 esterlinas, y se las prestó un prestamista judío de Fráncfort llamado Rothschild, o sea, `escudo rojo´; con esta condición: el rey recibía esa cantidad en oro, y la debía a Rothschild; y Rothschild recibía autorización para emitir un millón y pico de billetes y prestarlos; eso se llamó ‘el activo’ del Banco. De modo que, ustedes ven, el dinero se ha multiplicado por dos: el rey tiene un millón y lo gasta; el Banco tiene otro millón y lo presta; y el rey sigue debiendo un millón de libras. Como el dinero representa bienes (y si no, ningún valor tiene) y se ha multiplicado por dos, y los bienes no se han multiplicado por dos, los bienes cuestan ahora el doble; y ese aumento, que va a parar a los cofres de Rothschild, lo paga el consumidor».

Sobre este enjuague tan graciosamente expuesto se funda la conversión del dinero en «ídolo de iniquidad». Y sobre esa idolatría fantasmagórica ha estado el mundo funcionando durante siglos, entregado a un culto plutoniano que ahora se desmorona. Los bancos, que tenían en depósito una cantidad de dinero real, han prestado dinero espectral (es decir, dinero que no existe, que los banqueros y los politiquillos que los sostienen llaman eufemísticamente ‘crédito’) por cantidades que lo multiplican por dos, y por cuatro, y por ocho, en la convicción de que la fantasmagoría no se iba a desmoronar, porque la pobre gente engañada por la idolatría tiene la experiencia de que, cuando va a recoger su dinero del banco, el banco se lo devuelve. Lo cual, naturalmente, no ocurriría si los depositantes acudieran en masa, acuciados por el pánico, a recoger su dinero; y, para que el pánico no se desate, los politiquillos respaldan a los bancos en la fantasmagoría, pero cargando ese respaldo en la deuda estatal, o sea, en las espaldas de los contribuyentes, convertidos en paganos en la doble acepción de la palabra: porque ponen la guita y porque creen en una idolatría inicua.

Hemos entregado nuestro dinero a una fantasmagoría y contribuimos a su sostenimiento con nuestros impuestos. Y esto es sólo el castigo que sufriremos en nuestra andadura terrenal; el otro castigo que nos aguarda es el que se reserva a los adoradores de Plutón.


XL SEMANAL (22-28 febrero 2009)
.

12 de diciembre de 2009

Simposio sobre Deuda Externa

Las Madres de Plaza de Mayo, las mismas que alguna vez llevaban un cartel que decía "No al pago de la deuda externa", misteriosamente desaparecido cuando Kirchner anunció el pago por adelantado al FMI, ahora hacen un juicio ético a Martínez de Hoz.

Entre el público que constituyó el jurado en este juicio, estuvo presente el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Julio Alak; el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, y el subsecretario de Derechos Humanos, Luis Alem.

Mientras en el acto pa'la gilada hablan de la responsabilidad de Martínez de Hoz y sus chicago boys durante la dictadura, y nos recuerdan la deuda externa que nos mantiene sometidos a la usura internacional, el gobierno no tiene (ni tuvo nunca) ninguna intención de que se investigue este tema.

Las verdaderas intenciones del gobierno se ven en la realidad:

Labaké a la Red.
Resultados y experiencias del Simposio.

Estimados amigos:

El viernes 4-12-09 concluyó el Primer Simposio sobre Deuda Externa del Colegio Público de Abogados de Capital Federal, que organizamos desde el Instituto de Deuda Externa, cuya Dirección estuvo a mi cargo, junto con el de Derecho Internacional Público, a cargo de Miguel Ángel Espeche Gil.

El Simposio tuvo una gran repercusión en medios académicos, religiosos, diplomáticos y aún judiciales y políticos, y preocupó más de lo esperado al gobierno y otros grupos cerradamente contrarios a investigar la legitimidad de la deuda.

Algunos datos demuestran en forma indudable tal afirmación. Así:

  1. S.S. el papa Benedicto XVI nos envió su bendición apostólica, y el nuncio Mons. Gregorio Bernardini hizo llegar una nota de felicitaciones y deseos de éxito.
  2. El gobierno de Noruega envió una ponencia que leyó en el acto de apertura su embajador en Buenos Aires, señor Nils Haugstveit.
  3. El gobernador de San Luis, Dr. Alberto Rodríguez Saá, pronunció un discurso en el acto de apertura.
  4. El cardenal Jorge Bergoglio designó a Mons., Osvaldo Musto para que, en su representación, celebrara la Santa Misa en la Catedral, leyera la bendición papal y pronunciara un discurso en el acto de clausura.
  5. El arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer envió una ponencia que se leyó en el acto de clausura, y Mons. Miguel Hesayne nos alentó por nota desde su retiro de Azul.
  6. La comunidad musulmana alawita de la Argentina adhirió a través del sheij Mohsen Ali.
  7. La comunidad protestante de la Argentina, lo tuvo en la persona del pastor de la Iglesia Evangélica Luterana Unida, Ángel Furlan, quien presidió el panel de “Consecuencias humanas y sociales de la deuda”.
  8. La comunidad judía de nuestro país tuvo un excelente exponente, aunque no oficial, en la persona del Ing. Moisés Resnick Brenner, quien presidió el panel de “Consecuencias económicas de la deuda”.
  9. Asistieron representantes de 21 universidades, entre nacionales y privadas (la mayoría de éstas, católicas).
  10. Enviaron representantes: la Asociación de Magistrados de San Juan y dos colegios profesionales, uno de Ciencias Económicas (Chaco) y uno de Abogados (Rosario).
  11. Viajó y participó, como invitado especial, el presidente del “Argentine-American Debt Forum”, de Nueva York, señor Alfredo De Bartola.
  12. Aceptaron viajar y pronunciar una conferencia los profesores universitarios italianos especializados en deuda externa, Fabio Marcelli, de Roma, y Ricardo Moro, de Turín, pero ambas participaciones fueron abortadas a último momento y sin previo aviso por las autoridades del Colegio P. de Abogados, como detallo más abajo.
  13. Presentaron ponencias y/o disertaron: Dr. Alberto García Lema (constitucionalista), Dr. Javier Ortega (UBA), Dr. Hugo Mergó (Univ. Católica de Cuyo, con ponencia del Dr. Antonio Lloveras), Dr. Pablo Davoli (Univ. Nacional y de la Católica de Rosario y representante oficial del Col. de Abogados de Rosario), Dra. Maria Isabel Balmaceda (representante oficial de la Univ. de la Cuenca del Plata, Resistencia), Dr. Armando Valiente (Univ. Católica de La Plata y Centro Fragueiro), Vcom. Horacio Ricciardelli (combatiente de Malvinas y Centro Fragueiro), Dr. César Arias (ex ministro de Justicia de la Nación), Dr. Alberto González Arzac (constitucionalista), Ing. Mario Cafiero (diputado nacional m.c.), Sr. Adrián Salbuchi (analista internacional), Dr. Martín Lozada (Juez Penal, Bariloche), Dr. Eugenio Barbera (camarista penal y representante de la As. de Magistrados de San Juan), Ing. Civil Rubén Peretti (Ateneo Mendocino Alejandro Olmos), Dr. Néstor Forero (economista), Dr. Oscar Abudara Bini (siquiatra, sicoanalista), Dr. Julio César Labaké (sicólogo y docente universitario), Lic. Juan Manuel Soaje Pinto (presidente del Centro de Est. Ec. Mariano Fragueiro), Dr. Mario Kelman (en representación de la F. de Psicología de la U. N. de Rosario), Dra. Graciela Alicia Kait (profesora de la F. de Psicología de la U. N. de Rosario), Lic. Eduardo Rafael Carrasco (profesor UBA), Dr. Jorge Saverio Matinata (abogado por la UCALP y por la U. de Salamanca, España), Dr Eduardo Barcesat (constitucionalista), Dr. Eduardo Conesa, (UBA y Ph.D. y master en Economía-University of Pennsylvania, U.S.A.), Dr. Juan Carlos Latrichano (vicedecano y profesor de la F. de C. Ec. de Lomas de Zamora), Lic. Leopoldo Markus (economista, Centro Fragueiro), CPN Jorge Eric Dahlgren (en representación del Consejo Profesional de C. Ec. del Chaco), Dra. Fabiana Cosentino (catedrática UBA), Dr. Luis Bragagnolo (veterinario, asesor en temas agrarios), Lic. Héctor Giuliano (asesor financiero del Senado de la Nación), Dr. Alfredo Carella (profesor UBA).
Estos rotundos resultados fueron logrados a pesar de los duros y sorpresivos ataques que sufrimos por parte de las máximas autoridades del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, las mismas que, paradójicamente, nos habían encargado la realización del Simposio, y nos habían prestado total apoyo hasta tres días antes de su acto de apertura.

Pero, muy sugestivamente, el lunes 30 de noviembre (les recuerdo que el Simposio comenzó el 3-12-09), una alta autoridad del Colegio informó “reservadamente” a uno de los principales organizadores del Simposio que sería “escrachado” por grupos cercanos al gobierno nacional si asistía a ese evento nuestro.

Ese mismo día, y desde una casilla de correo-e oficial del Colegio, me enviaron un mensaje anónimo rayano en el insulto y lleno de calumnias, en el cual me notificaban (insisto, anónimamente y a sólo tres días del Simposio) que el Colegio no pagaría los pasajes ni el hotel de los tres especialistas extranjeros, ni de cinco de los ocho argentinos, que habíamos invitado, luego de obtener la correspondiente autorización de las autoridades del Colegio. Debimos pagar los cinco nacionales de nuestro bolsillo, aunque no nos alcanzaron los fondos para abonar los gastos de los tres extranjeros, ante quienes soportamos el bochorno de anular la invitación 24 horas antes de sus respectivos vuelos. De nada sirvieron nuestros reclamos: el Colegio se negó a cumplir con los pagos comprometidos.

Para rematar el atropello, ese día 30-11-09 el Colegio nos quitó la facultad de organizar la cena final para 100 personas acordada con sus autoridades desde tres semanas antes. Además, el mismo día del inicio del Simposio, cambió el salón donde debía realizarse el acto de apertura (al llegar a ese acto el 3-12, nos mandaron a un edificio cercano), redujo de cuatro a dos las salas para que funcionaran los paneles (también sin previo aviso) y cortó toda comunicación con nosotros. Finalmente, pretendieron prohibirnos que hablara el gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá, único funcionario oficial que aceptó hacerlo, a pesar de haber sido invitados la presidente y el vicepresidente de la Nación, los 24 gobernadores, seis ministros del Poder Ejecutivo Nacional, los 257 diputados nacionales, los 72 senadores nacionales, los siete miembros de la Corte Suprema y el presidente de la Legislatura de la C. de Buenos Aires.

Estoy convencido de que las autoridades del Colegio cambiaron tan brusca e inexplicablemente de actitud debido a alguna “seña” que recibieron desde la Casa Rosada. No hay otra explicación, pues del apoyo irrestricto y entusiasta, expresado en público en la reunión del Consejo Directivo en la que se nos invitó a exponer el proyecto del Simposio (octubre de este año), y mantenido hasta el 30-11-09, pasaron sin solución de continuidad al ataque anónimo y la diatriba, la amenaza solapada y el boicot abierto.

No lograron anular el Simposio, ni siquiera opacarlo, aunque han herido gravemente la posibilidad de continuar la tarea desde el Colegio. Yo, por mi parte y basado sobre ineludibles razones éticas (también prácticas), he renunciado en forma indeclinable al Instituto de Deuda Externa.

Nos quedan algunas experiencia valiosas que sabremos aprovechar:

1.- Cuando se plantea con la suficiente seriedad, el tema de la deuda atrae el interés de amplios sectores académicos, religiosos, profesionales y aún políticos.

2.- En tales circunstancias, los poderes que están detrás de la deuda actúan a fondo y sin dejar resquicio para el debate, sólo usan la fuerza.

3.- Lograda la suficiente difusión de la temática de la deuda en los sectores aludidos, estimo que necesitamos dotar a nuestra lucha del respaldo de cierto poder político, si realmente deseamos dar un paso cualitativo hacia adelante. Creo que quedarnos sólo en el terreno académico y profesional es perder la partida.

Un abrazo.
Juan Gabriel Labaké
Del Viso, 10-12-09.

shiandalus.blogspot.com

11 de diciembre de 2009

SU MAJESTAD INTOCABLE: EL DINERO


Lo dijo Napoleón y lo resumió diciendo que las guerras se ganaban con tres cosas; “dinero, dinero y dinero”. De ello también sabían los famosos Rotschild, que se dice que financiaron (entre otras muchas guerras) nada menos que la Revolución Rusa y que “parió la sanguinaria URSS que en paz descanse”. Después lo confirmó otro potentado del pasado siglo, cual fue, Aristóteles Sócrates Onassis, el que afirmó lo que sigue... “En este mundo todo se compra con dinero y lo que no se compra con dinero... se compra con más dinero”. Así él pudo comprar lo que quiso en vida. Hasta llegó a casarse con la viuda de un famoso presidente norteamericano y ello supongo que lo conseguiría a base de dinero en cantidades enormes, para “deslumbrar a la novia”.


De los Rochild y familias; se han escrito cosas como las que siguen:

“Como he dicho muchas veces antes, "el lado oscuro" ha estado en ambos lados de cada guerra que ha estallado en la época moderna. Las inteligencias estadounidenses y británicas han documentado evidencias de que la Casa de los Rothschild ha financiado ambos lados en todas las guerras desde la Revolución Americana. El financiero Haym Salomon, un agente illuminati, apoyó a los patriotas durante la Revolución Americana, luego hizo préstamos a James Madison, Thomas Jefferson y James Monroe. Como ya se ha explicado, durante las guerras napoleónicas, una rama de la familia financió a Napoleón y otra financió a Gran Bretaña, Alemania y a otras naciones. Jacob Schiff, y sus partidarios financiaron el entrenamiento de la banda de rebeldes de Trotsky, compuesta en su mayoría por judíos de la parte este de New York, en las propiedades que la compañía de Rockefeller, la Standard Oil, tenía en Nueva Jersey. Cuando estuvieron lo suficientemente formados en las técnicas de la guerra de guerrillas y del terror, Trotsky y su banda de rebeldes se fueron con veinte millones de dólares que proporcionó Jacob Schiff, en el buque SS Kristianiafjord con destino a Rusia para financiar la Revolución Bolchevique”. Publicado en la obra: Los Illuminati y los Rothschild de Johnny Silver Bear Traducción por Donald Rumsfeld.

Si quieren saber más cosas sobre el tema visiten Los Illuminati y los Rothschild y se asombrarán de lo que es capaz de realizar el dinero bien organizado y yendo a por todas en cualquier lugar del planeta.

Entonces no nos podemos asombrar de que el actual premier británico, Gordon Brown; haya tenido que retirar una propuesta que gravaría las transacciones financieras internacionales (Tasa Tobin). Tampoco ha tenido mucho éxito eso de “limitar” esas pagas astronómicas que se asignan “los grandes financieros”, a costa de mermar lo que posiblemente debieran revertir con más equidad en sus accionistas y por descontado; que ninguno de los verdaderos culpables de la crisis y recesión económica que padecemos, va a ser sentado en ningún banquillo ante un juez. Son los intocables del dinero y podemos estar seguros que de estos desastres ellos sacarán enormes beneficios, puesto que esto –para mí- no es otra cosa que una guerra más, provocada para que pierdan muchos y ganen muchísimo, sólo unos pocos.

Leí hace mucho tiempo y no recuerdo donde; que en una provincia del Imperio Romano, llegó un gobernador tan avariento, que exprimió tanto a sus gobernados, que estos su sublevaron y lograron vencerle y atraparle; la justicia que se tomaron los vencedores fue sencilla y terrible; simplemente lo ataron a su trono, delante de él y el pueblo como espectador... fundieron unas monedas de oro y el líquido se lo hicieron beber; así aquel terrible avaro “terminó su vida harto de oro”. Pero es claro, este relato, real o leyenda, hoy no sería posible... “no hay oro a la vista dejaron sólo el papel”; ya hicieron desaparecer el oro; que era el soporte del papel que se podría emitir. Hoy imprimen billetes de papel, como si fueron confetis o serpentinas de verbena.

Curiosamente y debido a todos estos líos; hoy el oro vale mucho más que nunca; pero es claro que ese valor también lo controlan “los del dinero antes mentados”; si usted se ve precisado a vender su oro... el traficante en oros, le dará la mitad del valor a que se cotiza en la bolsa de... “los del dinero”; los intocables, de esta forma recuperarán vete a saber cuantas toneladas de oro para tenerlo en lingotes y bien oculto... amén.

Antonio García Fuentes
Jaén: 13 de Noviembre del 2009

.

1 de diciembre de 2009

Burbuja especulativa: El próximo estallido

"...En Alemania y en todas partes, es el capital el que manda a los políticos. El capital ha convertido la política económica en algo parecido a la meteorología: un fenómeno ajeno a toda voluntad de gobierno. Un capital enloquecido que nos ha llevado a la crisis, es quien gobierna a nuestros políticos, que son meros gestores. Y no al revés..."

Burbuja especulativa: Nos llevan a un segundo batacazo

La clase política no parece soberana ante el cambio que se requiere.

Por Rafael Poch
La Vanguardia, España

¿Nos están llevando a un segundo batacazo? La Canciller Merkel dijo el lunes 23 de noviembre, ante la asamblea anual de los empresarios alemanes, que los bancos están especulando de nuevo, ahora con materias primas, que la situación económica es extremadamente incierta porque la solución depende de medidas internacionales que no se han tomado para poner coto a los mercados financieros, y que no puede excluirse el estallido de una nueva burbuja especulativa, el escenario contemplado por muchos observadores. La de Merkel es la confesión de impotencia más sincera que se ha oído a un político.

En Alemania y en todas partes, es el capital el que manda a los políticos. El capital ha convertido la política económica en algo parecido a la meteorología: un fenómeno ajeno a toda voluntad de gobierno. Un capital enloquecido que nos ha llevado a la crisis, es quien gobierna a nuestros políticos, que son meros gestores. Y no al revés.

Impotencia

Habría que poner orden en los mercados financieros, nacionalizar bancos, prohibir determinadas especulaciones, gravar las transacciones de capital, pero la clase política está atrapada. Las normas las ha puesto un partido al que no se vota y que está exento de todo control. ¿Qué político se atreve a poner orden en eso y exponerse al suicidio?

En la Unión Europea, por ejemplo, el Tratado de Lisboa, que entra en vigor el martes, prohíbe expresamente "cualquier limitación de la circulación de capital entre los estados miembros, así como entre aquellos y países terceros". Es decir prohíbe la regulación de los mercados sin la cual no habrá salida de la crisis. ¿Se imaginan a alguno de los políticos de Bruselas diciendo?: "No, así no puede ser, si queremos salir de la crisis hay que reformar ese tratado y poner en cintura a "Allianz" y Deutsche Bank, en Alemania, a Wall Street en Estados Unidos, a la City en Londres..." A alguien que diga: "Esto del crecimiento es un engaño y una trampa, hay que olvidarse del PIB y buscar nuevos parámetros para medir la salud de una economía, hay que abordar una transición energética sostenible, no podemos seguir poniendo el beneficio y la codicia en el centro de todo..." Sencillamente es inimaginable.

Evidencia

Sin embargo, hasta "Der Spiegel" anuncia esta semana en su portada lo que se nos viene encima, una "nueva explosión billonaria". Su subtítulo dice: "Por qué tras la crisis del siglo ya asoma la siguiente". La respuesta es: porque la clase política no hace nada. Y no hace nada porque, como sugieren las declaraciones de Merkel, es impotente. No es soberana en este menester. Hasta "Der Spiegel" explica ya esta evidencia a los gentiles: "En Estados Unidos la industria financiera no la gobierna el ministro de Finanzas sino la propia industria financiera". Ella fue la principal financiadora de la campaña de Obama. "Solo si cambia Wall Street cambiará el mundo, sin cambio de reglas allá no habrá cambio en Londres, París y Francfort", dice. Merkel y Sarkozy lo apuntaron tímidamente, hablando de "cambio de reglas" en la cumbre de Pittsburgh, pero no han obtenido nada, porque no mandan en ese ámbito. En Estados Unidos, "la gente de Wall Street es la que llega al Ministerio de Finanzas y luego se regresa a la banca", explica el premio Nóbel de economía Joseph Stiglitz. Los hombres de bancos como Goldman Sachs rodean a Obama. Y todo se reproduce.

En 2009 se ha formado una nueva burbuja que amenaza con otro estallido. Los principales índices bursátiles (Dow Jones, Nikkei, Dax) han crecido por encima del 50% desde marzo y los precios de las materias primas se han disparado, sin la menor correspondencia con crecimiento económico alguno. Los principales bancos de inversiones repartirán este año 100.000 millones de dólares en bonos y primas a sus ejecutivos. Las treinta principales empresas del índice alemán DAX repartirán 20.000 millones de euros a sus accionistas la próxima primavera.

"Si observáramos a Estados Unidos con la misma frialdad analítica que hemos dedicado a Rusia, sería ineludible hablar del dominio de un oligopolio de políticos y banqueros", dice James Galbraith, hijo del John Kenneth Galbraigth que fue consejero de Kennedy.

Arriba y abajo

Un discurso que reconociera la grave enfermedad que padecemos, es impensable ahí arriba. Se diría que en este sistema es estructuralmente imposible. Curiosamente fue posible con Gorbachov y su "comunismo". Gorbachov hizo precisamente eso: reconocer el cáncer que padecía su sistema. Repasemos lo que hizo:

1-reconocer los problemas del sistema llamado "de planificación central",
2-retirarse militarmente sin condiciones de las zonas que dominaba (primero Afganistán y Mongolia, y luego la Europa del Este) y
3-reconocer el objetivo de una democratización.

En Occidente parece que es imposible esperar que aparezca un Gorbachov ( la impotencia de Obama es la demostración), pero las tres dimensiones de aquella "perestroika" son actuales hoy para el conjunto de Occidente; 1-reconocer los problemas del capitalismo, 2-renunciar al dominio imperial y retirarse militarmente, del Golfo, de Afganistán y de Colombia, y 3-reconocer como objetivo una democratización que incluya cierta soberanía y control sobre la política económica y el capital, ese partido al que no se vota y que queda fuera de la democracia.

La gran diferencia con el precedente de la quiebra comunista es que aquí el cambio, una reforma cardinal del sistema tal como lo conocemos hoy, debe venir de abajo, porque de arriba parece que no puede ser. En otras palabras: el cambio es imposible sin fuertes impulsos desde abajo. Pero es difícil imaginar que tales impulsos se movilicen sin que medie otro batacazo, que solo podrá ser aun peor que el anterior, porque ya no quedan fondos públicos anticrisis que salven de nuevo a los especuladores con el dinero de todos.

Aprender de la quiebra del otro

La actualidad del 1989 germano oriental no es el cadáver, ya descompuesto y apestoso, de la RDA, sino aquel "Wir sind das Volk" ("el pueblo somos nosotros") un movimiento cívico y pacífico que reclame la soberanía robada por el capital y el imperio, afirmando "el pueblo somos nosotros". Entonces funcionó. El establishment comunista no disparó en Moscú (agosto de 1991), no disparó en el Báltico, no disparó en Berlín y en otras capitales europeas (si lo hizo en Pekín), pero ¿cómo se comportaría, aquí y ahora, nuestro establishment ante una puesta en cuestión de aquella magnitud?

Se dirá que todo esto es un despropósito, un ejercicio vano, una pesadilla, pero es que, como admite Merkel, el futuro inmediato es fundamentalmente imprevisible, y la última vez que ocurrió algo así, en 1929, Occidente se acabó metiendo en una guerra mundial, recurso que la tecnología de destrucción masiva nos prohíbe hoy, o nos debería prohibir.

Sobre la forma que adoptarían nuestros actuales regimenes democráticos en tiempos de crisis, sólo podemos especular. Incluso en época de vacas gordas, en los años sesenta y setenta, hace muy poco, la mayoría de los actuales 27 miembros de la Unión Europea eran dictaduras. Media Europa, desde Lisboa hasta Moscú, pasando por Praga y Atenas. ¿Qué sería ahora de nuestras instituciones metidas en tal situación de colapso? ¿Demostrarían los británicos, los franceses, los españoles o los alemanes, la misma mansedumbre y resignación que demostraron los rusos en enero de 1992, en la hipótesis de que sus ahorros de toda la vida se evaporaran de un día para el otro? ¿Cómo nos comportaríamos ante las puertas de los bancos a los que confiamos nuestro dinero, cerrados por quiebra?

Una economía desarbolada e irracional hasta el suicidio. Una población educada en el egoísmo y moralmente ebria por el consumismo. Unos medios de comunicación manipulados. Quienes vivieron la quiebra de la URSS pueden reconocer muchas cosas de aquella profecía del siglo que decía: El hundimiento de una parte del mundo evidencia la enfermedad del resto. Si la gente no toma la palabra, no para conquistar el Palacio de Invierno sino para asumir su responsabilidad, el capital decidirá por ella, y nos podría llevar a algo así. Habría que irlo pensando.

(IAR Noticias) 01-Diciembre-09
.